Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

VRM43 - Virgen de la Candelaria

VRM43 – Virgen de la Candelaria

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“VIRGEN DE LA CANDELARIA”

V irgen de la Candelaria, de
I nmanencia luminaria, ignita en
R adiante luz…
G racias al 2 de Febrero, tu santuario
E s cumpleañero…Mas ¡tú misma! eres lucero desde que
N ació Jesús.

D otas de lumbre a doctrina; y al aclararla
E n candela, revistes

L uz de tutela
A la Iglesia con tu vela. Por eso, en

C irios de amparo, tu antorcha es guía en albergar:
A letrado a aquél rebaño, a punto de despeñar. Arcaico el
N arrar Canario, que
D escribe en santoral lo que
E saltas en plegarias para salvarnos del mal… Y es esa misma
L uz propia que inspira a tus feligreses y
A usura marianas fiestas que nos alumbran ¡con creces! Y
R emembrando anualmente tu alegoría luminosa, se nos
I nvita a adorar a una ¡madona milagrosa! Por eso
A vivando iglesias con cálido amor cristiano, revestida de misterio vistes
…..¡de luces! lo arcano…

Autor: Jazmin Iturrima

 

:: LA VIRGEN DE LA CANDELARIA ::

La Virgen de la Candelaria o Nuestra Señora de la Candelaria es una de las advocaciones más antiguas de la Virgen María. Su fiesta litúrgica se celebra en toda la Iglesia católica el 2 de febrero.

La iconografía de la Virgen de Candelaria se basa en el episodio bíblico de la Presentación del niño Jesús en el Templo de Jerusalén (Lucas 2,22-40). La virgen sostiene la candela o vela de la que toma nombre y el niño Jesús por su parte sostiene en sus manos un pequeño pájaro. Según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor, como está escrito en la Ley del Señor. Como era costumbre, la Virgen María, se sometió a la vez al rito de la purificación (Cf. Lev. 12, 6-8).

En Venezuela, especialmente en Caracas la celebración de este día se lleva a cabo en la parroquia que lleva su nombre “La Candelaria”, lugar en el cual se concentran el mayor número de emigrantes españoles quienes adoptaron este país como su hogar.

HISTORIA DE LA APARICIÓN

La historia de esta advocación está unida íntimamente a la historia de las Islas Canarias, especialmente de la isla de su aparición, Tenerife. No hay acuerdo sobre el año de la aparición, pero la opinión mayoritaria es que apareció en la desembocadura del barranco de Chimisay, en el municipio canario de Güímar, 95 años antes de la conquista de Tenerife, es decir aparecería del 1400 al 1401. Es por tanto la primera aparición mariana de Canarias. Fray Alonso de Espinosa describió la historia en 1594.

Según la leyenda relatada por Fray Alonso de Espinosa, iban dos pastores guanches a encerrar su ganado a las cuevas cuando notaron que el ganado se remolinaba y no quería entrar. Buscando la causa miraron hacia la desembocadura del Barranco de Chimisay y vieron sobre una peña, casi a la orilla del mar, la figura de una mujer que creyeron animada. Como estaba prohibido a los hombres hablar o acercarse a las mujeres en despoblado, le hicieron señas para que se retirase a fin de que pasase el ganado. Pero al querer ejecutar la acción, el brazo se le quedó yerto y sin movimiento. El otro pastor quiso herirla con su cuchillo. Pero en lugar de herirla, quedó herido el mismo. Asustados, huyeron los dos pastores a Chinguaro, la cueva-palacio del mencey Acaymo, para referirle lo acontecido. El mencey acudió con sus consejeros. Ella no respondía pero nadie se atrevía a tocarla. El mencey decidió que fuesen los mismos dos pastores ya heridos quienes la recogieran para llevarla al palacio. Ellos, al contacto con la imagen, quedaron sanados. El mencey comprendió que aquella mujer con un niño en brazos era cosa sobrenatural. El mismo rey entonces quiso llevarla en sus brazos, pero después de un trecho, por el peso, necesitó pedir socorro. Es así que en lugar de la aparición hay hoy día una cruz y en el lugar donde el mencey pidió socorro, un santuario a Nra. Señora del Socorro.

La llevaron a una cueva cerca del palacio del rey hoy convertida en capilla. Más tarde un joven llamado Antón, que había sido tomado como esclavo por los castellanos y había logrado escapar y regresar a su isla, reconoció en la imagen milagrosa a la Virgen María. Él, habiendo sido bautizado le relató al mencey y a su corte la fe cristiana que él sostenía. Así llegaron a conocer a la Virgen María como “La Madre del sustentador del cielo y tierra” (Guanche: Axmayex Guayaxerach Achoron Achaman o Chaxiraxi) y la trasladaron a la Cueva de Achbinico (detrás de la actual Basílica de Candelaria) para veneración pública.

Anuncios