Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

MCOM3 Custodia

MCOM3 Custodia

Amadísimos hijos:

DENTRO DE LA INFINITUD DE MI AMOR CADA UNO DE USTEDES, MIS FIELES,
ES LUZ QUE SE ELEVA DESDE LA TIERRA Y BRILLA ESPLENDOROSAMENTE.

Ese es Mi mismo Amor, el que busco incesantemente como un Mendigo de corazón en corazón.

Amados Míos:

LES PIDO ME ACOMPAÑEN SIENDO MIS CIRINEOS EN ESTOS INSTANTES DE TURBACIÓN DE LA HUMANIDAD, en la que el enemigo del alma se aprovecha de la ignorancia espiritual de las almas, para hacerlas caminar de tropiezo en tropiezo hasta que no logran levantarse.

MI CRUZ ES LA CRUZ DE LA HUMANIDAD, cada instante es más pesada antes de llegar a la Purificación, como lo fue antes de llegar al Calvario en donde se plenificó Mi Amor por toda la humanidad, por todos, no por unos, sino por todos.

MI AMOR NO EXCLUYE, SINO INCLUYE A TODA CRIATURA HUMANA, SIN DEJAR DE LADO A NINGUNA.

En todo instante les miro y me enrumbo de misericordia en misericordia, hasta que el hombre mismo llegue a no darse más oportunidades, por causa de su libre albedrío.

Amadísimos Míos, Soy el que ayer llegó como Manso Cordero a ser devorado entre burlas y escupitajos. El Pueblo que hoy me vitorea, mañana será el que me entregará en manos enemigas.

Fui entregado a la Ley, ante el Sanedrín…; en este instante Mi Pueblo será entregado ante el satanás de la energía nuclear.

En la mañana de aquel Domingo de Ramos, me vitorearon y me enaltecieron; en este instante se mutilarán y se exterminarán unos a otros.

Se preparaba un madero para ser de nuevo Mi Cuna, hoy ese madero ha sido transformado en armas potentes por causa de las cuales Mi Pueblo perecerá sin defensa alguna en manos de los Herodes del instante.

Pueblo Mío, ¿hacia dónde caminas mientras tus hijos se devoran entre sí?

Pueblo Mío, ¿hacia dónde te diriges, si Yo moro con Mi Santo Espíritu en cada uno de Mis hijos?

LA CONVERSIÓN LLEGA A LA HUMANIDAD, de lo contrario no sería amor. Llega de la mano del crisol del anticristo que luchará en contra de Mi Pueblo, llega de la mano del sufrimiento y la de mutilación, de la mano de la hambruna y de la soledad, de la mano de la persecución y de la destrucción ocasionada por los desastres naturales, ante una Tierra que al igual que el hombre, desea renovarse.

En este instante de purificación necesito que cada uno viva y sufra valientemente su cataclismo interior y que se entregue a Mí para que supere la prueba en plenitud de conciencia.

Amados:

Oren sin detenerse, aliméntense de Mi Cuerpo y de Mi Sangre.
Oren por la Institución de Mi Iglesia, posesionada por el mal que la ataca desde dentro,
siendo este mal el impedimento para que Ésta ejerza su gobierno en plena libertad.
Oren por Estados Unidos, padecerá víctima de su propia arrogancia.
Oren hijos, oren por Medio Oriente y por Ecuador.

Amados hijos, amado Pueblo Mío, no es el ayer el que regresa sino el hombre el que atrae su propia purificación; no se recolectan los frutos cuando están todavía en formación. Nada sucede antes de su debido tiempo, cada cosa tiene su tiempo bajo el Cielo.

TODO SE RIGE POR MI VOLUNTAD Y ÉSTA PERMANECE EN UN CONSTANTE GIRO DE AMOR HACIA USTEDES, ENCONTRANDO POCAS ALMAS CONSCIENTES DEL INSTANTE EN QUE SE MUEVEN, Y HACIA EL QUE ENRUMBAN.

A Sodoma y Gomorra les fue alertado cuánto padecerían si no obedecían a Mi Padre. A la humanidad actual le señalo las causas y efectos del mal uso de su libre albedrío a través de éste Mi Instrumento, Mi Profeta.

El que tenga oídos que escuche y el que no, espere lo venidero: el lamento con el lamento y el ¡ay! con el ¡ay!, pero todo dependerá de la mano y voluntad del mismo hombre ante el que llegué y no fui reconocido.

Amados hijos:

MI AMOR PERMANECE ATENTO A CADA UNO DE LOS MÍOS, A QUIENES LLAMO A INVOCAR A MI MADRE, LA LLENA DE GRACIA, ABOGADA DE LOS HOMBRES, TEMPLO Y SAGRARIO DE MI ESPÍRITU SANTO.

Mi Madre, en quien Mi Pueblo encontrará el refugio en los instantes de dolor, Mi Madre, la que se mantuvo al pie de Mi Cruz como aquellos que me aman en verdad.

AMADOS MÍOS, ESCUCHARÁN VERDADES AJENAS A USTEDES, MI AMOR NO LAS PUEDE DETENER, YA QUE EL INSTANTE SE ACERCA. SÓLO DE LA MANO DE MI MADRE ME REENCONTRARÁN Y CONTINUARÁN SIENDO MI PUEBLO, ESE PUEBLO FIEL AL QUE TANTO AMO.

Les bendigo al iniciar esta Semana Mayor, les convoco a no desprenderse de Mi Cruz Redentora, a amarse unos a otros y a no despreciar al que les llama al bien.

SEAN LÁMPARAS QUE ACOMPAÑEN A MI IGLESIA EN CADA INSTANTE CON ORACIONES, CON PENITENCIAS Y CON AYUNOS.

ALÉJENSE DE LO MUNDANO Y ENTREN EN LO SECRETO DEL CORAZÓN EN DONDE ME ENCONTRARÁN Y SEREMOS UNO, COMO MI PADRE Y YO SOMOS UNO.

Les amo, les bendigo.

Su Jesús.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

COMENTARIO DEL INSTRUMENTO AL MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

Hermanos (as):

Jesús nos muestra un amor insaciable por las almas. ¿Qué más podemos esperar del Rey de la gloria?…

Hermanos:

SEAMOS UNO EN EL AMOR, EN LA COMPRENSIÓN, EN LA ENTREGA, EN LA FIDELIDAD EN EL COMPROMISO Y EN LA CONCIENCIA DEL INSTANTE QUE YA HEMOS EMPEZADO A VIVIR, y como Cuerpo Místico, no nos separemos de este Cristo, del cual no sólo conmemoramos en esta Semana Mayor Su Pasión, sino de este Cristo que mantiene Su Pasión frente a nosotros cada instante.

No seamos como los fariseos que claman: ¡Señor, Señor! ante sus hermanos, sino seamos aquel Juan que no se separó de su Señor y su Dios.

Con el Salmo 34 (33), 20 meditemos:

“Muchas son las desgracias del justo, pero de todas le libra Yahvé.”

Amén.

Anuncios