Etiquetas

VJESUS1 - La Transfiguración, Italia, Fra Angélico, Siglo XV

La Semana Santa es la conmemoración anual cristiana de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret. Por ello, es un período de intensa actividad litúrgica dentro de las diversas confesiones cristianas. Da comienzo el Domingo de Ramos y finaliza el Domingo de Resurrección, aunque su celebración suele iniciarse en varios lugares el viernes anterior (Viernes de Dolores) y se considera parte de la misma el Domingo de Resurrección.

La Semana Santa va precedida por la Cuaresma, que finaliza en la Semana de Pasión donde se celebra la eucaristía en el Jueves Santo, se conmemora la Crucifixión de Jesús el Viernes Santo y la Resurrección en la Vigilia Pascual durante la noche del Sábado Santo al Domingo de Resurrección.

Durante la Semana Santa tienen lugar numerosas muestras de religiosidad popular a lo largo de todo el mundo, destacando las procesiones y las representaciones de la Pasión.

Estos son todos los días de Semana Santa:

1. Domingo de Ramos: Entrada triunfal de Jesucristo en Jerusalén.

2. Lunes Santo: Unción de Jesús en casa de Lázaro. Jesús expulsa a latigazos a los mercaderes del Templo de Jerusalén.

3. Martes Santo: Jesús anticipa a sus discípulos la traición de Judas y las Negaciones de San Pedro.

4. Miércoles Santo: Judas Iscariote conspira con el Sanedrín para traicionar a Jesús por treinta monedas de plata.

5. Jueves Santo: Lavatorio de los pies. La Última Cena. Eucaristía. Oración de Jesús en el huerto de Getsemaní. Arresto de Jesús.

6. Viernes Santo: Prisión de Jesús. Los interrogatorios de Herodes y Pilato. La flagelación. La coronación de espinas. Vía Crucis. Crucifixión de Jesús. Sepultura de Jesús.

7. Sábado Santo: Vigilia Pascual.

8. Domingo de Resurrección: Pascua.

Mensaje del papa Benedicto XVI para la Cuaresma 2012

“Fijémonos los unos en los otros para estímulo de la caridad y las buenas obras” (Hb 10, 24).  

Estas son las primeras palabras de nuestro Papa: “La Cuaresma nos ofrece una vez más la oportunidad de reflexionar sobre el corazón de la vida cristiana: la caridad. En efecto, este es un tiempo propicio para que, con la ayuda de la Palabra de Dios y de los Sacramentos, renovemos nuestro camino de fe, tanto personal como comunitario. Se trata de un itinerario marcado por la oración y el compartir, por el silencio y el ayuno, en espera de vivir la alegría pascual”.

Este año, nuestro santo Padre nos  invita a reflexionar sobre la caridad, y nos da tres reflexiones basadas en el pasaje de los Hebreos:

1. “Fijémonos”: la responsabilidad para con el hermano.

2. “Los unos en los otros”: el don de la reciprocidad.

3. “Para estímulo de la caridad y las buenas obras”: caminar juntos en la santidad.

¡Que tengas una Cuaresma muy santa!

Anuncios